¿Puedo usar fondant caducado?

Seguro que alguna vez te ha sobrado fondant o pasta de azúcar después de hacer una tarta y cuando has querido usarlo de nuevo, ya se había vencido. 

Fondant caducado, ¿se puede usar? Esa es la pregunta que resolvemos hoy.

Cierto es que el fondant es una pasta de azúcar, y cierto es que el azúcar no tiene fecha de caducidad como tal. Por lo que si nos ceñimos a esa creencia, la respuesta sería sí. Pero hemos de recordar que el fondant tiene más ingredientes, y aunque algunos son conservantes, pero eso no hace que su vida sea infinita.

Tanto si compras fondant, como si lo elaboras en casa, el fondant tiene una fecha de consumo preferente. Es muy posible que al gusto, no varie mucho ya que es azúcar en su mayor cantidad. 

Aquí puedes ver cómo conservar el fondant para que dure lo máximo posible.

Te invito a 4 de mis videotutoriales online en los que aprenderás cómo modelar fácil y rápido, sin estrés o frustarte, consiguiendo resultados

Pero ….¿es aconsejable usarlo?

La verdad es que esa fecha de caducidad tiene su porqué. Por lo que es conveniente no seguir usándolo. Personalmente, yo no lo utilizaría. Además, sus propiedades se van a ver mermadas. Algunos de esos cambios que va a experimentar son:

  • Dureza: perderá todo la humedad y se secará, haciendo que sea casi imposible trabajar con él.
  • Flexibilidad: al secarse, hace que sea poco maleable, por lo que intentar darle forma será todo una gran batalla. Incluso cubrir una tarta será complicado. Es posible que se raje sin dejarnos terminar el proceso completo.
  • Sequedad: debido a la falta de humedad, aparecen bolas de azúcar que a la hora de modelar o estirarlo son muy molestas.

Resultado final: si sumamos todos estos cambios que experimenta, es posible que no obtengamos el nivel de acabado al que estamos acostumbrados. Cierto es que a veces, sin estar caducado, el fondant experimenta algunos de estos cambios en alguna porción.

Mi recomendación es que aunque el sabor no se vea afectado, y aunque sea todo azúcar, no arriesgues y lo deseches. No merece la pena pelear con un pedazo duro pudiendo trabajar más rápido con un pedazo nuevo.

Aquí te dejo un video donde te doy mi opinión

¿Quieres recibir los nuevos consejos, trucos y tutoriales en tu correo y no perdértelos? Apúntate a la newsletter. 

Deja un comentario