¿Puedo guardar fondant en la nevera?

Si acabas de empezar a trabajar con fondant, seguro que tienes muchas dudas: ¿puedo guardar fondant en la nevera? 

Hoy vamos a resolverla y ver si es posible o no.

La primera pregunta que debes hacerte es qué fondant estás utilizando. Puede ser casero o comprado

 

Y es una importante diferencia, ya que el comprado contiene más ingredientes que ayudan a su conservación. Por otra parte el casero, no contiene todos esos conservantes.

Te invito a 4 de mis videotutoriales online en los que aprenderás cómo modelar fácil y rápido, sin estrés o frustarte, consiguiendo resultados

Cómo conservar el fondant comprado

Si tu fondant es comprado, mi recomendación es que no lo introduzcas en la nevera, ya que no es necesario. 

 

Se pondrá duro y será difícil utilizarlo después, por no decir imposible. 

 

Si quieres saber cómo conservar el fondant, aquí tienes un enlace donde te cuento algunos consejos sobre cómo hacerlo que te recomiendo que leas y tengas siempre a mano.

Sin embargo, si utilizas fondant casero, la historia es distinta. ¿Por qué? 

 

Sencillo, dependerá de la receta que estés utilizando, así como de sus ingredientes. Puedes ver mi receta de fondant aquí.

Pero entonces, ¿puedo guardar fondant en la nevera? 

Dependiendo de sus ingredientes y de la persona que lo elabore te recomendará meterlo a la nevera o dejarlo fuera: algunas masas de azúcar lo requieren porque llevan clara de huevo

Otros en cambio, son puro azúcar: malvaviscos y azúcar glas. Por lo tanto, no requieren el mismo tratamiento. 

 

Es recomendable que elijas siempre una receta que te especifique qué debes hacer con él para no llevarte ninguna sorpresa y ser tú quien domine al fondant y no el fondant a ti.

 

En resumen, con el fondant hecho en casa no podemos seguir siempre la misma norma, dependerá mucho de sus componentes. Espero que te haya sido útil esta información y recuerda, si tienes alguna duda, déjamela en comentarios.

¿Quieres recibir los nuevos consejos, trucos y tutoriales en tu correo y no perdértelos? Apúntate a la newsletter. 

Deja un comentario